Judicial

Caso Sofía Viale: la CSJ confirmó condena por vejaciones contra tres policías y deberán ser echados de la fuerza

La Corte Suprema de la Justicia de la Nación confirmó la sentencia contra tres policías de la comisaría Segunda de General Pico por haber cometido “vejaciones” y lesiones leves a detenidos. Uno de los casos ocurrió en medio de la búsqueda de personas que habían intentado quemar una dependencia policial, en reclamo por el Caso Sofía. De esta manera, al quedar firme la condena, en las próximas horas deben ser echados de la Policía.

Los uniformados habían sido condenados por el juez Florentino Rubio en diciembre de 2014. Apelaron, pero en todas las instancias fue confirmada la condena. Ahora, según el fallo al que accedió Diario Textual, los jueces Elena Highton, Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti consideraron “inadmisible” el recurso de apelación ante el máximo organismo judicial del país y por eso la sentencia quedó firme.

Los condenados son Sergio Scurti, Diego Duque y Francisco Fredes. Fueron condenados a prisión condicional (es decir, no irán a la cárcel). Pero lo relevante es que se les impuso la inhabilitación para cumplir cargos públicos.

La exoneración es cuestión de horas. Una vez que sea notificado el Estado provincial, deben ser desplazados de sus funciones.

En rigor, fueron cuatro los policías que llegaron a juicio por tres hechos distintos de vejaciones y lesiones leves. Uno de ellos, fue absuelto.

El juez Rubio condenó a Duque y Fredes como autores de los delitos de “vejaciones y lesiones leves agravadas en concurso ideal -legajo nº 7.940-a la pena de un año de prisión en suspenso e inhabilitación especial por el término de dos años”. Este hecho ocurrió el 10 de noviembre de 2012, en medio de la pueblada cuando apareció el cuerpo de la niña Sofía Viale.

La demora de la víctima, Eduardo Dupuy, se dio por la orden “de un superior”. Este “superior” pidió identificar a todas las personas involucradas en los desmanes que se produjeron en la comisaría Cuarta a raíz del Caso Sofía.

Scurti dijo en el juicio que Dupuy había sido “observado” parado en la entrada de la comisaría Cuarta la noche en que el edificio resultó incendiado y saqueado por distintas personas.

Lo detuvieron en la terminal de ómnibus, lo trasladaron a la comisaría Segunda y, según la Justicia, allí lo golpearon salvajemente y lo sometieron a humillaciones de todo tipo. Como consecuencia de esas agresiones, el joven sufrió la fractura de un diente, una herida cortante en el cuero cabelludo, contusiones y escoriaciones en distintas partes del cuerpo.

El policía acusado aseguró que Dupuy no fue golpeado, sino que al llegar “forcejeó” con otro uniformado que lo trasladaba y ambos cayeron al piso. Por esto fue detenido por “resistencia a la autoridad”.

Además, a Scurti lo consideró autor de los mismos delitos, pero en dos legajos diferentes, los Nº 7940 y Nº 12446. Por su mayor participación, el juez Rubio sostuvo que “es justo aplicarle la pena de un año y seis meses de prisión en suspenso e inhabilitación especial por el término de tres años”.

Fuente: Diario Textual

Arriba