Tecnología

Ataque cibernético mundial: Telefónica una de las empresas más afectadas

Al menos 74 países se han visto afectados por un ciberataque a gran escala lanzado este viernes, según la empresa rusa de seguridad Kaspersky, que estima en más de 45.000 los incidentes perpetrados por el virus del tipo ransomware.

Entre los países implicados figura España, el Reino Unido, Turquía, India, Ucrania, donde ha afectado al funcionamiento de compañías estatales y hospitales, aunque, por el momento, no a infraestructura vital o estratégica.

Con todo, Rusia ha sido el escenario del mayor número de ataques, según Kaspersky, aunque medios locales no han informado de ningún caso destacado.

“Hasta el momento hemos registrado 45.000 ataques en 74 países. Las cifras siguen aumentando inusitadamente”, escribió Costin Raiu, director global del equipo de Investigación y Análisis del Laboratorio Kaspersky, en su cuenta de Twitter.

Los ataques cibernéticos no hacen distinción, todos estamos expuestos. Sin embargo, cuando se trata de un gigante como Telefónica, la cosa se pone más seria. Hoy en las oficinas de la empresa están viviendo el que puede ser una de sus peores jornadas en años.

Y es que su red corporativa ha sido hackeada esta mañana, según ha comprobado El Mundo, que recoge informaciones proporcionadas por empleados de varias oficinas de la teleco española. Su red informática se encuentra totalmente bloqueada, y buena parte de los equipos han recibido mensajes amenazantes.

La empresa podría estar siendo extorsionada, puesto que al parecer los hackers piden un rescate por cada equipo informático, a pagar en bitcoins y cuyo valor equivale a 300 dólares. A cambio del pago por cada equipo, los atacantes ofrecen descifrar los datos. Pero advierten que, si no pagan los rescates antes del día 19 de este mes, tendrá lugar el borrado automático de todos los archivos.

Todavía no hay confirmación acerca de la procedencia del ataque, pero según indica el medio citado, fuentes próximas a Telefónica apuntan a que el origen está en China. Podría tratarse de una operación llevada a cabo desde el gigante asiático, empleando ataques de ransomware. Este tipo de software malicioso se dedica a infectar los equipos para proceder con su bloqueo de forma remota, pudiendo encriptar los archivos y tomar así el control de toda la información. Es, básicamente, un secuestro de datos en toda regla.

Según indica la fuente, los ordenadores de Telefónica están bloqueados y los empleados no pueden acceder a los datos almacenados. Informa que la compañía ha ordenado el apagado de todos los equipos, también a los empleados que acceden de forma externa mediante VPN. Sin embargo, Telefónica no reconoce que haya sido atacada; simplemente afirma que se trata de problemas derivados a un fallo en una actualización. Pero la imagen anterior deja ver la amenaza mencionada y la exigencia de un rescate en bitcoins.

Arriba