Curiosidades

Frutas y verduras: en la Argentina se consume menos de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud

Hoy mismo empiezo a comer más frutas y verduras—le escribe a alguien por WhatsApp el hombre sentado en una de las primeras filas del auditorio del Ministerio de Agroindustria durante la presentación de la campaña orientada precisamente a eso: elevar el bajo consumo de frutas y verduras de la población, que se encuentra muy por debajo del mínimo recomendado.

En nuestro país, el consumo diario por persona de frutas y verduras es de 271 gramos. Escaso, si se tiene en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) aconsejan comer, como mínimo, 400 gramos. Y muy insuficiente en relación a los 700 gramos (300 de frutas y 400 de verduras) recomendados por las Guías Alimentarias para la Población Argentina.

¿Cómo están compuestos esos 271 gramos? De acuerdo a datos del INTA elaborados en base a la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares, 197 gramos corresponden al consumo de verduras y 74 al de frutas. Pero si no se contabiliza el consumo de papa y derivados, el número total cae abruptamente a 200 gramos diarios, la mitad de la cantidad mínima recomendada. Las cifras coinciden con lo revelado por la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, que mostró que en Argentina se consumen dos porciones de frutas y verduras, cuando lo aconsejado es cinco.

“Queremos pasar de 271 a 400 gramos por una cuestión de salud y bienestar. Estamos mirando los dos puntos de la cadena: al productor y al consumidor”, afirmó el secretario de Agricultura Ricardo Negri, durante el lanzamiento de la campaña Más frutas y verduras. La iniciativa, que apunta a generar un cambio de hábitos en la población, se asienta sobre tres pilares: la promoción de los mercados barriales, la difusión de información en redes sociales y medios, y el diseño de estrategias conjuntas entre el ámbito público y el privado para favorecer el consumo. Además, se está articulando con el Ministerio de Educación la incorporación de más fruta en las escuelas.

Arriba