Local

Pico-Alaska: Zircaos se despide en Petrosurco

“Hace 17 años que empezamos a viajar, hemos estado más de 8 años en ruta, visitado 40 países de América, Europa y Asia. A dedo, en bicicleta, en colectivo, en avión, en ferry, en motorhome… De viajar en soledad pasamos a ser 2, y con el tiempo el equipo se completó con 2 pequeños integrantes. No sabemos cuánto tiempo nos llevará ni cuántas etapas serán. Lo único cierto es la fecha de partida: Abril 2015”. De esta manera se presentan en sus Redes Sociales. Lo cierto es que Guillermo, Rosana, Alma y Quintín dieron la vuelta al mundo, pero no les fue suficiente. Este fin de semana comienzan un nuevo viaje. Esta vez, van a unir General Pico con Alaska. La aventura comienza este fin de semana, y eligieron despedirse de todos los piquenses en Petrosurco.

Mañana, desde las 10:30 horas, en la estación de servicio de 11 esquina 20, la familia Errea-Kosac completará el tanque de combustible de su “casita con ruedas” y se quedará hasta el mediodía, compartiendo historias, anécdotas y fotos con todos aquellos que se acerquen. Expertos en conversar con la gente, conocer culturas y aprender del otro, esta vez, la charla será con sus propios conciudadanos.

Acerca de Zircaos. “Familia viajera de General Pico. Desde chicos soñamos con recorrer el mundo. Vivir de una manera diferente escapando de la rutina. Hoy estamos cumpliendo nuestro sueño”. Así de claro. Así de simple.

La semana que viene estarán comenzando a transitar los primeros kilómetros de más 30 mil que recorrerán hasta llegar al punto de arribo, en Alaska. Durante un año y medio aproximadamente recorrerán todo el continente americano en su Ford Transit modelo 99, acondicionada y convertida en su “casita con ruedas”.

No tiene una ruta definida. Sólo saben que subirán por el lado del Pacífico llegando casi al Polo Norte. Tal como nos tienen acostumbrados, papá, mamá y los mellis van definiendo los caminos sobre la marcha. Para ellos, más importante que el destino final es disfrutar el recorrido, conocer lugares, descubrir paisajes… Y lo más, más importante: conversar con la gente. Compartir historias, conocer las tradiciones de cada pueblo, desde adentro, conviviendo con su población.

El viaje que está próximo a comenzar significará otro sueño por cumplir, el de vivir diferente dejándole a sus hijos el mayor tesoro: tiempo juntos.

Arriba