Deportes

Daniel Hernandez corre tras su máximo sueño: El Spartathlon (Espartatlón)

Hoy es un domingo donde cualquiera de nosotros elige quedarse en casa, la ola polar convierte a cualquier plan en algo poco tentador. Recorriendo la ciudad está practicamente desolada. A pesar de esto podemos observar al ultra-maratonista, Daniel Hernandez haciendo uno de sus entrenamientos previos al que será su máximo objetivo dentro de una extensa carrera: El Espartatlón (Spartathlon ), una dura prueba que se desarrolla en Grecia.

Hernandez esta recorriendo hoy desde las 9:00 y hasta las 18:00 horas unos 80 Kilómetros en un recorrido que une por el “Paseo de la vida” la calle 24 y Ruta y la Isidoro Brunengo a la altura del Trisquelia. Irá una y otra vez hasta completar su rutina de hoy. Por más duro que parezca, aún no sabe si será suficiente para poder cumplir con la prueba más exigente que afrontan los ultra-maratonistas del mundo. La carrera de Grecia reúne a los mejores atletas del mundo, pero no todos logran completar la prueba.

Este circuito predominantemente de asfalto te obliga a mantener activas tus capacidades físicas y mentales, o de lo contrario serás ese 77% que acaba desfalleciendo, pues solo el 33% logra cruzar la meta. Otro punto crítico es que tiene mas de 60 puestos donde se exige un determinado tiempo para pasarlo, en caso de no hacerlo en tiempo y forma el atleta es eliminado inmediatamente.

La Carrera y el recorrido

La carrera se inicia a las 7:00 de la mañana, generalmente el último viernes de septiembre a los pies de la Acrópolis de Atenas y se dirige por la costa hacia Corinto travesando Eleusis, Megara y Cineta. Tras pasar el Canal de Corinto los corredores van hacia la antigua Corinto, Nemea, Lyrkia, y en 159 kilómetros logran la cima del monte Partenio. Prosiguen hacia el sur, Nestani y Tegea, antes de llegar a la carretera principal de Esparta justo antes de la marca de 200 km.

Durante este recorrido los participantes deben pasar por 75 puestos de control y cada uno con un horario de cierre fijado. Por ello, aquellos que lleguen fuera de este horario quedarán eliminados inmediatamente. Además, después del atardecer y en el último tercio de la carrera, los organizadores tendrán la postestad de retirar a aquellos atletas que no cumplan con el tiempo o presenten demasiada fatiga.

Los requisitos para poder ser parte

La primera obligación es permanecer registrado y disponer de la aceptación formal de la Asociación Internacional Spartathlon (ISA). Pero para ello es necesario superar ciertos requisitos previos, que al menos uno deberá cumplirse para poder participar en la Spartathlon 2015.

Haber completado una carrera de 100 kilometros a 10.30 horas.
Haber terminado carretera olímpica antigua Nemea-Olympia en 28.00 horas.
Haber cubierto al menos 180 km (hombres) o 170 kilometros (mujeres) en 24.00 horas
Haber cubierto al menos 280 km (hombres) o 260 kilometros (mujeres) en 48.00 horas.
Haber completado un 200-220 km carrera non-stop en 29.00 horas (hombres) o 30.00 horas (mujeres).
Haber completado un largo de 220 km de carrera non-stop (este caso también incluye la carrera de Badwater) en 41.00 horas (hombres) o 43.00 horas (mujeres).
Haber terminado una carrera de 100 millas en 22.30 horas (hombres) o 24.00 horas (mujeres).
Haber completado el “Euchidios athlos” en 12.30 horas (hombres) o 13.00 horas (mujeres).
Haber completado la carrera RODOPI ADVENDURUN en 33.00 horas (hombres) o 34.30 horas (mujeres).
Los atletas deben haber alcanzado alguno de los requisitos anteriores durante los años 2013, 2014 y 2015.

Que es El Espartatlón?

El Espartatlón intenta seguir los pasos de Filípides, un mensajero ateniense enviado a Esparta en el año 490 a. C. a buscar ayuda contra los persas en la Batalla de Maratón. Filípides, según cuenta el historiador griego Heródoto, en las guerras persas, llegó a Esparta el día después de su partida. Heródoto escribió: “En ocasión de la que hablamos cuando Filípides fue enviado por los generales atenienses, y, según su propio relato, vio a Pan en su viaje, llegó a Esparta en el día siguiente después de dejar la ciudad de Atenas.”. O sea cubrió corriendo los casi 250 kilómetros que separan Atenas de Esparta.

Daniel Hernandez se prepara para cumplir un sueño, algo que pocas veces se logra en un deporte tan duro como el atletismo amateur. Es la frutilla del postre, la que sin duda merece por las horas dedicadas, por el esfuerzo y por su pasión por este deporte. Allí va corriendo para ser parte de la meca del Ultramaraton.

 

 

Arriba