Curiosidades

Ningún salame… el estafador de los fiambres volvió a actuar

La estafa con los fiambres no se detiene. Semanas atrás se conocía que en el Concejo Deliberante habían sido burlados en su buena fe miembros del cuerpo legislativo por un vendedor ambulante que ofrecía fiambres y chacinados a un precio muy tentador pero que, una vez cobrado los pedidos, desaparecía sin entregar la mercadería.

También se conoció en esos días que en el edificio de Rentas se había producido una forma de estafa muy parecida, cobrando pero nunca entregando los pedidos, aunque en este caso con lechones.

Ahora fue el turno de ANSES, a donde una persona se dirigió en el día de hoy a ofrecer sus productos consiguiendo varias ventas de personas que, confiados por la oferta, accedieron a comprar sin saber de donde provenían ni tampoco a que tipos de controles estaban sometidos los embutidos.

“Compramos de buena fe, no nos pareció nada extraño que venga alguien a vender algún producto” expresó una fuente consultada quien además reveló que no descartan efectuar una denuncia policial.

 

Arriba