Judicial

Comenzó el juicio por muerte de un bebé en Realicó

Comenzó el martes el juicio oral y público contra el realiquense Pablo Daniel Tessio (25), acusado de “homicidio simple” de un bebé de 11 meses.

El imputado declaró y dijo que la criatura se le “resbaló” de sus brazos, pero los médicos y forenses fueron terminantes al asegurar que las lesiones sufridas no se condicen con ese relato, sino con “un choque frontal de autos a 80 kilómetros, o la caída desde un tercer piso”. La madre declaró por teléfono y reconoció haber sido amenazada por la madre del imputado quien le habría dicho que, de terminar preso su hijo, le matarían a su otra nena de 4 años.

La terrible historia que comenzó a escribirse el día 12 de diciembre de 2015, en una casa de la calle Italia 2270 de Realicó, comenzó a reconstruirse ayer en el juicio frente a los jueces Florentino Rubio, Marcelo Pagano y Carlos Pellegrino. La Defensa estuvo a cargo del abogado Oscar Ortiz Zamora, mientras que la Fiscalía estuvo representada por parte del equipo conformado para investigar hechos complejos, encabezada por Armando Agüero, Ivana Hernández y Horacio Di Nápoli.

En el inicio del debate prestó declaración el imputado, Tessio, quien reiteró lo dicho en la etapa de investigación. Con un discurso acotado, explicó que la madre no se encontraba en la casa y la criatura de 11 meses lloraba, por lo que la tomó en brazos, pero en un momento “se resbaló” y golpeó primero con el parante de la cama y luego con el piso.

Luego, el aporte del forense Juan Carlos Toulouse fue contundente al explicar que las lesiones que el bebé presentaba en cráneo, pulmones, estómago y columna vertebral no se condicen con una caída de 1,50 metros. Y consideró que la víctima podría haber sido tomada de las piernas y arrojada con violencia sobre el piso u otra superficie plana. En el mismo sentido declararon los médicos que atendieron al bebé en Realicó y el Hospital Molas de Santa Rosa, donde finalmente falleció luego de sufrir tres paros cardíacos.

Víctimas

El fiscal general, Armando Agüero, tras la audiencia y en diálogo con El Diario recordó que la mamá de la criatura, Dalma Rodríguez, es una joven que vivía en situación de calle en la ciudad de Buenos Aires y llegó a Realicó con su bebé de 11 meses y otra hija de 4 años de edad para alojarse en el domicilio de Tessio.

Agüero reiteró que la hipótesis de la Fiscalía es que, por una razón que aún no se determinó, el bebé “fue arrojado con una extrema violencia contra el piso del domicilio y eso le provocó lesiones internas muy graves en pulmón, estómago y columna vertebral, y una gran fractura en el cráneo con pérdida de masa encefálica”.

El investigador remarcó que todos los médicos que intervinieron, no solo en la atención de la criatura, sino también en la reconstrucción del hecho, respaldaron los dichos del forense Juan Carlos Toulouse. Y apuntó en tal sentido: “Las lesiones que tenía el menor son de imposible realización tal como las describe el imputado, que se le resbaló el bebé y se le cayó de las manos, sino que debe tener una violencia como mínimo de un impacto de un vehículo en un accidente de tránsito, o de una caída de un tercer piso de un edificio. Sin esa aceleración, son imposibles de realizar esas lesiones”.

Declaración

Se refirió también a la declaración de la madre, Dalma Rodríguez, quien lo hizo por teléfono porque en este momento se encuentra internada por un embarazo avanzado. Agüero definió la relación entre Rodríguez y Tessio como “no sentimental ni de pareja, fue una relación pasajera, carnal”. Y aventuró: “Puede ser que una de las motivaciones de este hecho fuera la desvinculación o inestabilidad de esa relación, es una de las explicaciones de por qué Tessio habría tenido esa conducta con un bebé”.

La diferencia en este aspecto no es menor, según explicó Agüero, porque la figura que se imputa es “homicidio simple”, pero de confirmarse que Tessio mató a la criatura “por despecho”, el delito sería agravado por una cuestión de género, lo que significaría prisión perpetua. Aunque el mismo fiscal advirtió que esta hipótesis será difícil de fundamentar con pruebas.

Amenazas

El fiscal general recordó que a los investigadores les llamó la atención que, por más de un año, la madre no mostrara interés en el avance de la investigación y respaldara sumisamente la versión de Tessio. Y explicó que “el día del hecho, días después y durante meses Dalma recibió amenazas de Rosa Lidia Rodríguez, que es la mamá de Tessio. Inclusive, un día la agarró a golpes en la vereda y eso motivó la intervención de la Policía”.

Recordó que por esta razón la joven madre de 21 años regresó a Buenos Aires y en los primeros meses de este año comenzó a contar lo que había sucedido, recién cuando los investigadores la convocaron y le contaron todos los avances que había en la investigación.

Rodríguez llegó a confesar que la madre del imputado la amenazó con matarle a su otra hija de 4 años de edad. Allí, los fiscales a cargo del caso entendieron “qué le generaba tanto temor para contar”.

El juicio concluirá hoy con el aporte de nuevos testigos, entre ellos el de la madre del acusado, y los alegatos de las partes.

ElDiario

Arriba