País

Ushuaia y su extrema medida para terminar con los conductores alcoholizados

A partir de diciembre en la ciudad de Ushuaia, rigen estrictas multas para aquellos conductores que decidan manejar alcoholizados. La sanción económica va desde los $34.880 a los $104.640.

El valor máximo de esta multa será solamente para los casos extremos, en los que el multado sea una persona reincidente y este manejando sin la respectiva autorización. Así lo aclara la ordenanza Nº 5.339 que dice “En el caso de los infractores que incurran en la reiteración de la falta, encontrándose inhabilitados para conducir, los mismos serán pasibles de la multa máxima estipulada en la presente”.

Los valores de la misma, rigen por el precio del valor UFA ( Unidad Fija a Aplicar), este es la unidad de valor que toma la municipalidad de acuerdo al valor del litro de nafta. Por lo que dentro de la ordenanza aclara “El infractor será sancionado con multa graduable de entre dos mil (2000) UFA a seis mil (6000) UFA, y se procederá a la retención de la licencia de conducir”.

Y detalla:

a) De comprobarse alcoholemia positiva entre 0,01 y 0,5 g/I en sangre, el Juzgado Administrativo Municipal de Faltas hará devolución inmediata de la licencia.

b) De comprobarse alcoholemia positiva superior a los 0,5 g/I en sangre, se procederá a la inhabilitación para conducir por el término de tres (3) meses, en caso de reincidencias se aplicará la inhabilitación por el término de seis (6) meses en escalas sucesivas hasta los doce (12) meses.

c) Superado el límite anterior, el Juez Administrativo de Faltas estará facultado para inhabilitar definitivamente al infractor para conducir cualquier vehículo dentro del ejido urbano de la ciudad de Ushuaia. Para ser rehabilitado deberá obtener, por parte de las autoridades competentes, el Certificado de Aptitud Psicofísica que acredite capacidad para conducir cualquier tipo de vehículos y constancia de haber realizado un curso de reeducación vial. En el caso de los infractores que incurran en la reiteración de la falta, encontrándose inhabilitados para conducir, los mismos serán pasibles de la multa máxima estipulada en la presente.

Esta medida se tomó a raíz de la reincidencia de aquellos conductores Ushuaienses que decidían ponerse frente al volante con un grado de alcohol en sangre mayor al permitido. En la capital del Fin del mundo, poseen un promedio de 12 a 17 multas por fin de semana y de parte de la Municipalidad de esa localidad expresaron: “Salió promulgada la ordenanza porque los casos de alcoholemia suceden todos los fines de semana y no hay una estadística que diga que estén bajando, sino todo lo contrario”.

¿Que pensas al respecto? ¿Te parece acertada la manera con la que afrontaron este problema?

Fuente: Diario Clarín

Arriba