Deportes

Marcos Gelabert, “Yo no perdí nada, gane muchísimo”

Marcos “el pampa” Gelabert se hizo presente en Radio 5, para hablar sobre su carrera, su vida hoy a los 36 años de edad y sobre su futuro que no parece querer desaparecer de las canchas.

Gelabert, con tan solo 13 años de edad, tomó la decisión de comenzar su camino en las inferiores de Estudiantes de la Plata y desde ese momento decidió dejar todo, no por un deporte, sino por su pasión. Corría el año 1996 y ya empezaban a hablar sobre el.

La primera etapa no fue fácil, contó que en esa época lloró muchísimo, y no se animaba a contárselo a sus padres. “No me animaba a decirle a mis papás porque yo cuando me fui me había hecho mucho el macaquito“.  Como solución a sus problemas de soledad, llamaba a sus abuelos y desde allí recibía mucha contención en sus inicios.

El haber empezado el camino a tan corta edad generó, como bien nos podemos imaginar, muchos sacrificios que endurecieron el camino pero que lo hicieron mas provechoso en el momento que el objetivo se cumplió.

“A mi me toco llegar y todo tuvo su recompensa, pero vi pasar muchos chicos que fueron a los 13, 14 como yo y a la hora de firmar un contrato a los 21 años, le dijeron que no y esos chicos no se prepararon, esos chicos no estudiaron, se perdieron el viaje de egresado de 18 por el fútbol y no llegaron, yo por suerte pude llegar entonces digo no me perdí nada, gane muchísimo”.

Además agregó que “tenes muchos momentos en los que pensas en largar todo, pero tuve el apoyo incondicional de mi madre y de mis abuelos que para mí fue importantísimo, y hoy cumplí mis sueños gracias a ellos”.

Recorriendo por su historia, en el programa 5 x por semanale preguntaron si en algún momento tuvo ganas de dejar todo.

“Cuando me lesioné del quinto metatarsiano que no la estaba pasando bien, al Rusito Prátola le apareció un cáncer, y al estar lesionado yo, después de varias sesiones de quimio, apareció en el gimnasio y agarraba un palo de escoba y lo levantaba como queriendo hacer bíceps y me decía voy a salir adelante pampita, pero hay que entrenar y me tenes que ayudar. Entonces a mí me marcó mucho en mi carrera el esfuerzo de él por querer vivir, el esfuerzo por querer entrenar”

Siguiendo con el recuerdo de Prátola, agregó: “A mi me marcó para siempre y cada vez que estoy por caer o que estoy cansado, me acuerdo de las ganas de vivir de este chico y me hace salir adelante”.

Cerrando la nota se sometió a un pin pong de preguntas donde contó a la audiencia datos interesantes, como por ejemplo, que su máximo ídolo es  Juan Sebastián “la brujita” Verón. Probablemente por el hecho de haber hecho muchos años en el club de ahí venga esa admiración por el actual presidente del “Pincha” platense aunque también podría darse por la excepcional clase que tenía el ex jugador de Estudiantes, Boca y la selección argentina entre otros equipos.

También comentó sobre su cuenta pendiente en la Liga Pampeana, y que todavía a sus 36 años no tiene pensado dejar el fútbol.

Cuando se le consulto por el mejor jugador con el que tuvo la suerte de jugar, sin dudar contesto que Messi. De primera, Gelabert lo definió: “no lo agarras adentro de la cancha”.

Son 18 los años que les dedicó hasta ahora al fútbol y tiene pensado que esa cifra siga subiendo, lo que deja muy contentos a todos los que disfrutan de ver su fútbol, pero a su vez, es cierto que por mas que ya sean 18 años los que pasaron, a nuestro “Pampa” se lo ve exactamente igual que cuando se fue, un niño que a los 13 soñó con ser futbolista y hoy a sus 36 se siente realizado.

en

Arriba