Provincia

Mesa Intersindical: algunos dirigentes quieren ajuste salarial por la inflación y otros por el Costo de Vida

Los gremios que representan al sector público elevaron al gobierno de Verna un petitorio de 14 puntos para tratar en paritarias. Algunos defienden el acuerdo basado en el índice inflacionario y otros afirman que “los estatales no compramos autos cero kilómetros y heladeras todos los días”

Sin llegar a ser una división, en la Mesa Intersindical se debaten dos posturas diferentes respecto al pedido que le harán al gobierno. Uno, le es más conveniente a la gestión provincial y el otro demanda una recomposición más real del poder adquisitivo perdido, aun cuando en 20107, le empataron a la inflación.

Es que el INDEC en su  medición mensual incluye productos que no son de consumo habitual y mucho menos cuando la canasta de pobreza se encuentra en casi 17 mil pesos mensuales, un sueldo inalcanzable para una gran porción de empleadas y empleados públicos pampeanos.

El año pasado la paritaria cerró en un 23 % más cláusula gatillo, que les permitió empatar la inflación oficial pero no recuperaron los 5 o 7 puntos, según quien los calcule, perdidos en 2016. Y por otra parte, vieron cómo se incumplió el acuerdo paritario que obligaba al gobierno a blanquear de manera total la suma remunerativa y no bonificable.

“En la provincia de La Pampa tenemos que dar gracias de que tenemos la ley vigente. Ya presentamos los puntos la semana pasada al Subsecretario de Trabajo y él tiene que dar traslado al gobierno pampeano. Necesitamos juntarnos con ellos para diagramar no solo lo salarial, sino también las paritarias sectoriales”, afirmó el secretario General del Sindicato de Trabajadores Judiciales, Ceferino Riela.

“El gobierno nacional quiere poner un techo  del 15 %, que aunque acá no se aplique, igual nos afecta porque al gobierno pampeano no solo le planteamos una actualización por inflación, sino que le estamos diciendo que la actualización salarial se tiene que hacer por costo de vida porque los estatales no salimos todos los días a comprar autos cero kilómetros, heladeras, o cualquier otro producto que no es de consumo diario y se incluye en el índice de inflación”, afirmó en declaraciones al periodista de Radio Nacional, Daniel Lucchelli.

“También hay que evaluar el aumento del dólar porque el comerciante siempre está remarcando el precio por las dudas. Además el aumento de las naftas, los servicios, el transporte, energía eléctrica, es tremendo. Todo eso incide de manera directa en nuestros salarios y no se refleja en el promedio que se difunde como índice inflacionario”, ejemplificó.

“Para la gente que vive fuera de los centros urbanos, como por ejemplo en Toay, pagar 2 o 4 viajes por día es todo un presupuesto. Tenemos que ver de qué manera se puede lograr un porcentaje retroactivo si la convocatoria a la paritaria se sigue demorando”, demandó.

Riela es uno de los referentes que no se conforma con el índice de inflación y demanda una recuperación real del costo de vida. Esa posición revela un debate interno con aquellos, referenciados entre otros en el lucifuercista  Julio Acosta, que resaltan como logro el  haber empatado a la inflación, o incluso superado en 0,2 %, en la negociación 2017.

Fuente: Plan B Noticias

Arriba