Judicial

Condenado por sedición prendió el “ventilador”: Giménez le apuntó a Tierno, Borthiry y Ojuez por supuestas promesas en el levantamiento policial

El ex policía aseguró ayer a la prensa que si van a la cárcel serán “los primeros presos políticos” por pedir que las leyes que regulan a la policía desde la dictadura militar “se adecúen a la democracia”. El enojo con dirigentes justicialistas que hoy ocupan cargos en el Ejecutivo Provincial.

Julián Giménez fue condenado junto a otros 4 policías (Carlos Mendibe, Luis Bruno, Diego López y Fernando Rolhaiser) a 3 años de prisión efectiva por el delito de sedición, ocurrido en diciembre de 2013 cuando realizaron una marcha desde la Plaza San Martín y decidieron tomar las comisarías y la Jefatura ante la negativa del gobierno de Oscar Mario Jorge de dar respuesta a sus pedidos salariales y laborales.

La protesta atemorizó a gran parte de la sociedad, a la que dejaron sin protección al no atender o cortar el 101, teléfono del comando policial en el que se reciben los pedidos de auxilio.

Luego de escuchar la sentencia, Julián Giménez habló por unos minutos con la prensa que se encontraba en el lugar y donde estaba Plan B.

– En la campaña de 2015 se habló mucho de esos cambios…

– En lo personal estoy disgustado porque fuimos utilizados por gran parte de dirigentes del PJ.

– ¿Quiénes?

– No sé si es momento de dar nombres, pero sí de sectores del peronismo

– El ministro Tierno estuvo con ustedes cuando ocurrió el levantamiento…

– Gran parte de todos ellos, el ministro actual, el jefe, subjefe, ministro territorial, diputados, tuvimos ministro de salud, asesores de bloque, del partido, todos que estuvieron trabajando en el cambio de la ley, hicieron promesas, y se decían que eran parte del equipo del ‘doctor’ Verna, y el cambio nunca más llegó. Se presentaron más de 8 y  nunca jamás fueron tratados en la Legislatura.

Giménez, no los nombró, pero dio claras señales en contra Juan Carlos Tierno, Martín Borthiry, Rubén Ojuez, identificables con solo analizar sus palabras.

También hizo referencia a Roberto Ayala y a Héctor Lara, Jefe y subjefe de la Policía de La Pampa. Todos ellos, según Giménez, se acercaron a manifestar el compromiso de modificar la ley policial. Tierno, Ayala y Lara, incluso, fueron a la Jefatura mientras mantenían la toma del edificio ubicado en la esquina de Pellegrini y Escalante.

Hoy, el enojo de Giménez, hizo que dejara el PJ y apareciera en más de un acto de Cambiemos. “En lo personal estoy disgustado porque fuimos utilizados por gran parte de dirigentes del PJ”, sentenció el policía condenado pero que todavía mantiene cierto nivel de consenso en la fuerza, como se desprende de los apoyos que recibe en las redes sociales e incluso, por parte de los  uniformados que la justicia citó durante este juicio para garantizar la seguridad.

En el inicio y el final de cada audiencia, los integrantes del Grupo Especial, se abrazaban con varios de ellos, en especial, con Giménez. Ayer no fue la excepción: muchos de los que estaban en el lugar para evitar que los sediciosos causaran desmanes, abrazaron y saludaron a los condenados.

Fuente: Plan B Noticias

Arriba