Judicial

General Pico: Un enfermero va a juicio por intento de rapto a una menor

El hecho se produjo en octubre del año pasado, una época en que se hicieron varias presentaciones policiales por hechos similares. La fiscala Ivana Hernández utilizó como pruebas las filmaciones del CECOM.

En los Tribunales de Pico se realizó esta semana la audiencia de presentación de pruebas por un caso de “tentativa de rapto” de una menor en la vía pública, ocurrido el año pasado, donde el acusado es un enfermero del medio. La causa espera ahora la fecha de debate.

Se trata del hombre que los investigadores lograron señalar como supuesto acosador que en el mes de octubre de 2017 intentó raptar a una niña de 8 años. Durante semanas en el mismo mes se registraron varias denuncias de hechos similares en distintos puntos de la ciudad y, luego del trabajo de policías y fiscales, lograron la acusación del único hombre a quien la víctima reconoció como su atacante.

La fiscala que lleva adelante el caso, Ivana Hernández, confirmó a El Diario que se trata de “un empleado de Salud Pública”. Recordó que el hecho tuvo lugar cuando la persona acusada salía de la casa de un familiar en el barrio Malvinas y, en el trayecto, “vio a una menor y la siguió”.

Hernández recordó que en ese momento el hombre “le abrió la puerta para subirla al auto y la nena se asustó y corrió a la casa de un tío”.

El legajo fue caratulado como “tentativa de rapto” contra una menor de 8 años de edad quien, no solo reconoció al hombre en el marco de la investigación, sino que también describió características particulares de la carrocería del auto en el que se movía, que sumaron carga probatoria contra el trabajador de Salud Pública.

La fiscala remarcó en tal sentido que “se hizo el reconocimiento en rueda de personas y luego una declaración en Cámara Gesell”. Y remarcó: “La Fiscalía entiende que hay elementos como para indicar que es la persona titular del vehículo señalado y, además, coincide con las filmaciones del CECOM”.

La titular del Ministerio Público Fiscal recordó que la denuncia se originó en el marco de varias presentaciones similares, que supuestamente tuvieron lugar durante varios días seguidos en distintos puntos de la ciudad. “Fue el único caso con el que se pudo avanzar en la identificación del supuesto autor”, aclaró.

Durante el debate con fecha y juez a confirmar, deberán declarar como testigos cinco personas, entre personal policial, la madre de la víctima y denunciante del hecho, su tío y también se reproducirá la declaración de la menor en Cámara Gesell.

La pena en expectativa para el acusado que no tiene antecedentes condenatorios, por tratarse de un menor de 13 años, va de 2 a 4 años de prisión.

Arriba