Deportes

El “Pato” Fillol en Radio 5: “Nunca me consideré el mejor, pero si trabajé para serlo”

Fue sin dudas el mejor arquero de la historia del fútbol argentino, y considerado entre los mejores de la historia a nivel mundial. El “Pato” estará en General Pico el próximo 11 de mayo, compartiendo con todos los hinchas de River una cena organizada por la Filial Riverplatense Ariel Ortega. El lugar elegido será el salón de Costa Brava, en calle 23 entre 20 y 22.

Ubaldo Matildo Fillol será por siempre el ejemplo a nombrar cuando de arqueros se hable. Porque fue el mejor, y sin dudas el mas grande. Al menos para quien escribe estas líneas. Y a decir verdad no lo vi jugar demasiado, pero me alcanzó con escuchar lo que mi viejo comentaba. Pero si recuerdo haber visto su último partido jugado, donde dejó a las claras porque iba a ser por siempre el mejor.

El 22 de diciembre de 1990, Fillol puso fin a su extensa y exitosa carrera. Fue en su casa, el estadio Monumental, pero de forma poco esperada. Porque defendió el arco de Vélez, ante el club de sus amores, en una de las mejores actuaciones de su carrera. Ovacionado desde los cuatro costados, le atajó un penal a Rubén Da Silva (llegó al récord de 26 tapados en su carrera), fue clave en el triunfo 2 a 1 de su equipo y así le sirvió el título a Newell’s, que quedó dos puntos por encima justamente de River.

Acerca de esta celebración que tendrán los hinchas de River fue que el arquero campeón del mundo con Argentina en el Mundial ’78 habló en el aire del programa 5 x Semana contando detalles de los que se vivirá esa noche pero también hablando de sus cosas, de su actualidad y sus vivencias como arquero e ídolo de millones de personas.

“A veces cuando ando dando vueltas por el país, se me acercan personas ye me cuentan que le pusieron a sus hijos mi nombre. Es una emoción muy fuerte, es ese cariño que uno sigue cosechando y es algo increíble” expresa con humildad, uno de sus principales rasgos.

En la charla con el periodista Sebastián Castro, el “pato” contará además que sacó un libro (“El Pato, mi autobiografía”, Editorial Planeta) y que se siente muy contento con eso.

“Decido hacer el libro por el reconocimiento que sigo teniendo de la gente, de los hinchas de River pero también del hincha en general. Este contacto con los hinchas de las peñas del interior, o cuando andamos de gira con el fútbol senior, la verdad que eso, mas el apoyo de mi familia fue lo que me impulsó a escribirlo”.

El libro, que ya está a la venta en todas las librerías tiene de foto de portada una de las fotos mas emotivas de la historia deportiva. Aquella que, en 1978 tras haber terminado la final con Holanda, se dio con Alberto Tarantini y con un hincha que, sin brazos, también los abrazó. Con el alma, la de el y la de millones de argentinos.

“Esa foto, denominada el abrazo del alma fue la elegida para que ilustre la tapa. Es una de las cosas mas lindas que me pasó en la vida, una foto emotiva que recorrió el mundo y en todos lados despertó la misma emoción. Una foto que, en palabras de quien la tomó, Ricardo Alfieri (padre), anduvo en concursos por todo el mundo y en todos ganó”.

En la charla, en el aire de Radio 5, habló también sobre su pasado como jugador y ese reconocimiento que con el tiempo fue entendiendo en magnitud.

“Yo nunca cuando jugaba me daba la importancia que la gente me decía que tenía. Porque nunca me consideré el mejor, pero si trabajé para serlo. Uno hizo lo que tenía que hacer dentro del fútbol. Hace algunos años decían que era el mejor arquero de la historia, pero ahora es como que ya te tildan de eso. Creo que dejé un sello importante” afirma, aunque su humildad salga a flote. Dígalo tranquilo “Pato”, usted fue el mejor.

Actualmente el fútbol lo encuentra trabajando de lo que sabe, haciendo docencia con jugadores de inferiores del club que, según sus palabras, lo trata “como un rey”.

“River es mi segunda casa. Y trabajar en el club de mis amores es un sueño, porque es el club del cual soy socio, al cual voy todos los días y la verdad es que me tienen como un rey”.

Consultado sobre el reconocimiento actual, muchas veces por parte de gente que no lo vio jugar dirá que la tecnología influyó mucho. Pero también acerca de aquellos que, en épocas donde no existía internet, lo admiraban en otras partes del planeta.

“En la época en que jugaba no existía toda esta tecnología que ahora te conecta con todo, con partidos, jugadores, videos, y tanta información. Pero pese a eso tengo a nivel internacional un reconocimiento bastante bueno”.

Acerca del logro conseguido en el mundial de 1978, jugado en nuestro país Fillol decía lo siguiente: “En mi país tengo bastante orgullo, fuimos los primeros campeones del fútbol argentino. Y en este año se cumplen 40 años de ese logro y pese a que en algunas épocas esa selección estuvo siendo bastardeada con algunas cosas, el tiempo pone las cosas en su lugar”.

Ampliando un poco mas sobre esa “bastardeada” injusta que tuvieron sufrir nuestros campeones, insistió con que fue el tiempo el que puso las cosas en su lugar. “Tanto los del ’78 como los del ’86 estamos siendo mas reconocidos, únicamente en la cuestión deportiva que es lo que realmente importa. Pero nos costó, fue una cosa que el tiempo la revirtió”.

Volviendo al motivo principal de la charla en el aire radial, que fue lo que motivó el contacto afirmó que esa noche todos podrán tener su foto y autógrafo.

“Siempre interactúo con la gente, es realmente muy lindo por el respeto que hay”.

Pero ademas agregó que vendrá con sorpresas, aunque como pasó en la radio o como en estas líneas te las vamos a develar. “Voy a llevar una réplica del buzo verde, el que usé en la final del mundial con Holanda y se va a hacer un sorteo para que algún hincha se quede con ese recuerdo. Pero también habrá algunos de los buzos Olimpia Fillol, que usé en varias finales con River, y pos supuesto ejemplares del libro”.

Como no podía ser de otra manera, al mejor arquero del fútbol le preguntamos por el arco mas importante del mundo. El mismo que el supo defender con el alma. Acerca de si Franco Armani, custodio de los tres palos riverplatense, debiera ser convocado por el técnico del seleccionado argentino, esto nos decía.

“Armani tiene nivel de selección, pero no se si se lo está evaluando o no. No se si se busca otro arquero. Será respuesta del entrenador y de su cuerpo técnico, no estoy en el día a día con el” expresó en referencia a que Ubaldo Matildo no forma parte del cuerpo técnico de Jorge Sampaoli.

“Lo importante es que se adaptó a River, y está dando todo lo que se esperaba” agregó además, en claro guiño “millonario”.

Pero no escapó a opinar del DT argentino que tratará de conducir al seleccionado a la obtención de su tercera copa del mundo. La misma que el “Pato” ayudó a conseguir por primera vez.

“Sampaoli me cae bien. Ha tenido poco tiempo de trabajo, y cuando agarró el equipo casi que el seleccionado estaba afuera del mundial. Pero ahí la culpa no puede ser de el, sino de la AFA” expresó.

Sobre la decisión de su retiro, no negó que sufrió cuando la cabeza empezó a trabajarle en lo que vendría después.

“Tuve miedo. aunque ya estaba la decisión tomada. Me empezó a trabajar la cabeza, pensaba en que toda la vida había trabajado para el fútbol. Pensaba que podía llegar a arrepentirme, o si por ahí quería volver y nadie me quería recibir, o me iba mal. Pero viéndolo hoy, a casi treinta años de esa decisión fue algo brillante. Porque yo me retiré del fútbol, y si bien estaba 10 puntos técnica y físicamente nadie veía lo que yo sentía. Y era que estaba saturado. Pero podría haber jugados algunos años mas en Primera sin problemas”.

Para finalizar, dejó de su boca, lo que significo ese retiro ante el club de sus amores.

“Lo malo fue que ese día nos tocó enfrentar a River. Pero yo digo que ese día ellos perdieron un título, pero para River yo atajé diez años de esa manera. Y siempre, en todos los equipos en los que jugué entregué la vida y dejé un legado. Y eso lo tiene que hacer todo jugador de fútbol, defender la camiseta que se pone por encima del fanatismo que tenga”.

Es palabra del “Pato”, simplemente el arquero mas grande de la historia.

 

Arriba