Policial

Menores vándalos en Colonia Barón: la Justicia actúa contra los padres que destrozaron las cámaras de seguridad del balneario

Varios menores fueron demorados y luego notificados en libertad, ante la sospecha de que fueron los autores de daños contra cámaras de seguridad instaladas en el balneario de Colonia Barón. Las autoridades iniciaron actuaciones contravencionales contra los padres de los chicos, al no cumplir con los deberes de cuidado respectivos.

El hecho ocurrió hace casi un mes, pero esta semana se dio con los responsables. El pasado 17 de marzo, al detectarse que una de las cámaras de seguridad que se halla emplazada en inmediaciones al Balneario Municipal dejó de funcionar, personal especializado concurrió a realizar las tareas de reparación y constató que el aparato fue dañado de forma intencional por medio del impacto de elementos contundentes. El ataque ocurrió ese día entre las 3:30 y las 4 horas.

Ante lo ocurrido se iniciaron actuaciones judiciales por “daño”, en las que resultaron implicados cinco menores de edad que viven en Barón y tienen entre 10 y 14 años. Los niños y adolescentes fueron notificados a disposición del Juzgado de la Familia y el Menor de la Segunda Circunscripción Judicial. Por su parte, a los progenitores de los implicados se les iniciaron actuaciones contravencionales, acorde lo establecido en el artículo 106 del Código de Faltas Provincial (Ley Nº 1123), por sustraerse al cumplimiento de sus obligaciones legales, máxime teniendo en cuenta las edades de los menores y el horario en los que los mismos se hallaban deambulando solos y perpetrando hechos ilícitos. Se dio intervención del Juzgado de Faltas Provincial, con asiento en la ciudad de General Pico.

También se estableció que uno de los menores de 14 años, que se halla implicado en el daño antes mencionado, resultó ser el autor material del robo ocurrido el día 4 de abril pasado, en horas de la siesta, en una estación de servicio de Barón. Allí, habiendo previamente violentado una ventana, el autor sustrajo 300 pesos.

Fuente: El Diario

Arriba