Provincia

Arata se quedó sin estación de servicio de combustible. Automovilistas del pueblo recorren 24 kilómetros para cargar nafta o gasoil

En Arata hace aproximadamente 15 días dejó de funcionar la única estación de servicio, y los pobladores ahora tienen que cargar naftas en los pueblos vecinos. Desde el municipio se iniciaron gestiones con la empresa estatal Pampetrol para poner un puesto de venta de combustibles en la localidad.
“Para los vehículos nafteros compramos en las localidades próximas (Caleufú o Trenel, a unos 24 kilómetros), y el gasoil se lo compramos al agroservice local”, indicó ayer el intendente local, Henso Jorge Sosa, quien agregó que “es muy necesario contar con una estación de servicios que esperamos concretar lo más pronto posible, porque es muy incómodo andar cargando bidones cuando viajamos a los pueblos vecinos para tener para las motos y hasta resulta peligroso circular con bidones de nafta en los vehículos”.
La situación se habría producido porque los propietarios del edificio de la estación de servicios no habrían acordado la continuidad del convenio con los regenteadores. “Ahora está sin funcionar, y si bien dicen que habría interesados de Eduardo Castex y Trenel, nosotros por nuestra vía nos estamos contactando con Pampetrol Sapem para abrir una estación de servicios”, reveló el jefe comunal.
Ayer se conoció la difícil situación que atraviesan las estaciones de servicios “bandera blanca” en La Pampa, que se quedaron sin combustible en los últimos días y peligra el abastecimiento de gasoil para ambulancias, patrulleros, transporte de cargas y maquinarias agrícolas.
Esto desencadena en el riesgo de la pérdida de puestos de trabajos. Los empresarios pampeanos acusan al gobierno nacional porque “no quiere más el tipo de servicios que ofrecemos y no nos quieren vender combustibles para ahogarnos y tener que cerrar”.
En La Pampa, esta situación provocó desabastecimiento en estaciones de servicio en las localidades de Catriló, Lonquimay, Quemú Quemú y Miguel Riglos, entre otras.

Fuente: La Arena

 

Arriba