Judicial

Conflicto por presos pampeanos: El SPF quiere dialogar, La Pampa pide que se cumpla el acuerdo

El conflicto entre el gobierno de La Pampa y el Servicio Penitenciario Federal (SPF) por el incumplimiento de un convenio que establecía la obligatoriedad del alojamiento de 300 presos pampeanos en la Unidad 4 y 13 de Santa Rosa continúa generando polémica entre ambas autoridades. Ayer el titular del SPF, Emiliano Blanco, se comunicó con el ministro de Gobierno de La Pampa, Daniel Bensusan, para establecer un canal de diálogo ante la crisis. “No queremos más promesas”, sostuvo Bensusan tras la comunicación telefónica.
Bensusan reiteró ayer en diálogo con La Arena, que Nación “nunca cumplió” con el otorgamiento de la totalidad de las 300 plazas para presos pampeanos en las cárceles federales de la provincia y que “cada vez que hay una persona condenada por la Justicia pampeana, el SPF rechaza el ingreso porque no tiene lugares disponibles”.
Reconoció que el sistema de cárceles del SPF está “colapsado”, pero recordó que “nosotros firmamos un convenio y desde la Provincia se cumplió con el acuerdo, e incluso se paga el costo por día de cada preso”. La única contraprestación que debería dar el Servicio sería “el alojamiento”, algo que no está cumpliendo en la medida de lo firmado.
Bensusan señaló que el año pasado se firmó una ‘addenda’ por la que el SPF se comprometió a hacer arreglos edilicios en la Unidad 13 con el apoyo del gobierno provincial para “tener un cupo de 60 plazas más, lo que sería un gran alivio para los comisarías pampeanas pero nunca se cumplió”.
“Solo avanzamos en el sistema de arresto domiciliario, con unas 30 tobilleras electrónicas pero tampoco es una solución”, dijo el funcionario, agregando que “nosotros queremos que se cumpla con las 300 plazas que se obligó el gobierno nacional a otorgarnos a partir de la construcción del edificio de la Unidad 4”.

Arriba