Local

Calculan que en Pico hay cerca de 100 prestamistas

Mariano Sánchez, concejal de Pueblo Nuevo-UNA en General Pico. Desde su bloque indicaron que las financieras se valen de la “letra chica” para aprovecharse de la necesidad de la gente.

Después de las varias denuncias por “usura” que se radicaron en los últimos meses en General Pico contra financieras que funcionan en la ciudad, el concejal Mariano Sánchez se refirió a una problemática que observa desde hace varios años y que motivó en su momento acciones legislativas de su parte. Calculó que, entre entidades reconocidas y particulares que se dedican a la actividad, en la localidad norteña hay alrededor de un centenar de prestamistas. “Son aves rapaces que hoy por hoy son una pandemia”, disparó el edil.

En diálogo con El Diario, el referente de Pueblo Nuevo-UNA recordó que esta es una temática a la que viene dedicando tiempo desde pocos meses después de asumir.

En 2016, en el Concejo Deliberante “hicimos el pedido de informes y nos informaron, valga la redundancia, que había más de 30 financieras habilitadas en Pico, contando los bancos. Igual creemos que si figura esa cantidad habilitada, calculamos que debe haber más de 100 prestamistas en General Pico, que son los que no tienen un local comercial”.

Estimó que el número se acrecentó desde dos años a la fecha, ya que “en el último tiempo han aparecido un montón de nuevas financieras, locales nuevos, coincidiendo con la crisis económica. Ellos aprovechan estos momentos de necesidad de la gente y se hacen un carnaval”.

“Básicamente los tipos que tienen guita se aprovechan de la gente que es vulnerable económicamente. ¿Quién necesita ir a una financiera? Gente que no está bancarizada, que es vulnerable, que tiene necesidad porque necesita la plata para pagar alguna deuda, pagar una operación o lo que sea, entonces cae ante estas aves rapaces que hoy por hoy son una pandemia”, disparó el edil.

Luego explicó que estas personas o entidades se valen de la “letra chica” para aprovecharse de la gente y además cobran intereses exorbitantes, en parte permitidos por el Estado, que no les pone un tope. “Se amparan en un derecho constitucional que habla del libre comercio, pero por un lado tenés el libre comercio y por el otro lado tenés la usura, que está en el Código Penal ubicado dentro de los delitos contra la propiedad. Se entiende que el dinero de la persona es parte de su propiedad, entonces chocan dos derechos constitucionales”, aclaró.

Mariano Sánchez agradeció que en el último tiempo se involucraron organismos estatales para tratar de poner freno a la práctica abusiva de la usura. “Hoy en día se está moviendo un poco Defensa del Consumidor, está actuando pese a que al principio no se quería meter en el tema, pero yo entiendo que si el municipio habilitaba un local como ‘financiera’ tendría que tener competencia ese organismo. Ahora han entendido ese criterio y está actuando”, concluyó.

ElDiario

Arriba