Local

La Asamblea de Mujeres se solidarizó con la joven que denunció haber sido violada

A partir de los hechos de público conocimiento acerca de la agresión sexual y física sufrida por una joven píquense el viernes pasado, la Asamblea de Mujeres de General Pico nos solidarizamos con ella y repudiamos el accionar de la agente de policía y del médico forense quienes asistieron a la adolescente.

Lamentablemente, otro caso de  agresión a la integridad sexual conmovió a parte la comunidad piquense. Un hijo sano del patriarcado se creyó con derecho de hacer de esta joven un objeto. El varón violento no acepta un no como respuesta y se cree con derecho a abusar, sin dudas que estas acciones son parte de la cultura de la violación en la que vivimos inmersas y que afecta a las mujeres, niñas, niños y adolescentes. La sociedad heteropatriarcal alimenta y convalida este tipo de violencia y justifica que sea común ver a las mujeres como boca, vagina y ano.

No vamos a reproducir los hechos puntuales ni cómo se desarrollaron pero sí diremos que luego de que una amiga socorriera a la joven, se apersonó en el lugar del hecho una mujer policía que dista mucho de llamarla servidora pública. La falta de empatía con otra congénere nos provoca indignación puesto que quien debiera resguardarla e intervenir ante el pedido de auxilio por una violación termina realizándole una requisa por un supuesto teléfono perdido. El vocabulario peyorativo y discriminador de la policía al acusarlas de “negras putas” fue otro de los maltratos hacia los que la joven y su amiga se vieron sometidas.

No menos mal trato recibió la adolescente en el hospital (luego de esperar cuatro horas para que la atiendan) cuando el médico forense la revictimizó al vertir frases degradantes hacia ella. También nos sorprende que un ginecólogo se haya negado a la atención inmediata. La falta de ética profesional y compromiso con la mujer tiene que ser erradicada.

Nosotras pensamos que hay muchos haciendo silencio, que esto se relaciona con el  status quo, con reglas del juego que perpetúan el machismo. Precisamos un cambio de mentalidad de todos y todas en los espacios que hacen a la justicia, a la policía, a la salud. Falta capacitación de los actores que intervienen en la atención a la víctima y su supervisión que garantice el buen trato.

Cuando hay efectores de la salud, de la justicia, del ámbito policial comprometido, con sensibilidad hacia las agredidas, las causas avanzan con menores niveles de impunidad. Observamos que no hay políticas públicas que formen a las personas que ocupan espacios por los que transitan las mujeres violentadas. No es la primera vez que sucede pero deseamos que sea la última.

Exigimos prisión efectiva del varón imputado por abuso sexual con acceso carnal.

Exigimos sensibilizar y capacitar a quienes prestan servicios de salud y a la policía con el fin de erradicar prácticas y conductas que perjudiquen los derechos de las mujeres.

Esperamos que los medios de comunicación locales hagan un tratamiento cuidadoso del caso, sin exponer ni revictimizar a la adolescente, sin hacer de este drama un show morboso.

Asamblea de mujeres:

Tamboras del Viento

Movimiento por los Derechos de las Mujeres

Organización Feminista Guapabanda

Socorristas de General Pico

Mujeres al Frente MTL

Mujeres independientes

Las Rojas

Las Brujas del Ritmo – Murga feminista

Espacio de Género “Juana Azurduy” UNLPam

Somos diversidad

Colectivo ESI

ATE-CCC

SITEP (Sindicato de Trabajadores de la Educación Pampeana)

Multisectorial contra el Ajuste y la Represión.

CTA Autónoma

Corriente desde el Pie

PTP

Nuevo más

MST en la Izquierda al Frente por el Socialismo

“Lindas, atrevidas y locas”. Radio “LA LIBRE”.

Cooperativa “La Comunitaria”, Sede General Pico.

Arriba