Judicial

Seis meses de prisión en suspenso a quien amenazara de muerte a su ex pareja y también le pegara golpes de puño

La jueza de control,  subrogante de audiencia de juicio, María Jimena Cardoso, condenó hoy a un hombre de 21 años, por considerarlo autor material y penalmente responsable de los delitos de amenazas simples –dos hechos – y lesiones leves agravadas por el vínculo a la pena de ocho meses de prisión de ejecución condicional.

Además le impuso al condenado el cumplimiento de  las siguientes reglas de conducta por el término de dos años: fijar residencia;  prohibición absoluta de acercamiento a su ex pareja y madre de un hijo en común; de carácter genérico, tanto al domicilio en que reside, como a los lugares que habitualmente concurra; y prohibición de comunicación para con la misma;  también le ordenó someterse a un tratamiento psicológico que incluya en su abordaje la perspectiva de género, destinado a que no vuelva a incurrir en comportamientos violentos como los que son objeto de los delitos por los que aquí se lo condena; previa acreditación de su necesidad y eficacia. Por último,  la magistrada ordenó hacerle saber al imputado que en caso de incumplimiento de las reglas de conductas  antes mencionadas, se le  revocará la condicionalidad de la condena.

El juicio oral se desarrolló en la jornada del 27 de julio del corriente año, con la actuación unipersonal de la jueza Cardoso, la fiscal Ana Laura Ruffini y el defensor oficial Guillermo Costantino.

Con las pruebas aportadas en el debate quedó probado que el 11 de julio de 2016, en el domicilio donde residía la damnificada,  el acusado le profirió amenazas de muerte manifestándole que le cortaría el cuello.

También quedó probado que el 9 de septiembre de 2016, el imputado interceptó a su ex pareja y la amenazó de muerte. Luego la agredió físicamente pegándole una cachetada de revés en la nariz y luego un golpe de puño en las costillas y también  le pegó con una rama que estaba en el suelo en la nariz. En ese momento en que la joven huyó y pidió ayuda a personal policial que se encontraba cerca del lugar. Como consecuencia de la agresión recibida,  la mujer  sufrió lesiones que revistieron carácter leves.

Cardoso afirmó en su fallo que de las pruebas aportadas por la fiscalía  “ surge claramente que la damnificada ha sido víctima de ‘violencia contra la mujer’, de acuerdo a lo estipulado por (…) la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (comúnmente conocida como ‘Convención de Belem do Pará’) y de acuerdo al marco normativo de tratamiento de casos de esta naturaleza establecido por la Ley Nacional nº 26.485 -de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales-, a la cual adhirió el Estado de la Provincia de La Pampa”

Según el informe de reincidencia, el imputado no posee antecedentes condenatorios.  “Una pena de ejecución condicional permite someterlo al control de un patronato e imponerle por un lapso de tiempo prudencial, el cumplimiento de una serie de reglas de conducta y de tratamientos que permitan prevenir la comisión de nuevos delitos”, afirmó Cardoso.

Arriba