Sociedad

No todo está perdido, por suerte los buenos son mas

A continuación te vamos a contar una situación que se vio reflejada en Facebook cuando María Inés Pérez mostró su profundo agradecimiento a una persona (Héctor) que, sin ningún tipo de interés mas que el de dar ayuda, paró en medio de la noche, en la ruta, para dar una mano ante un inconveniente que Pérez con su familia tuvieron viniendo hacia General Pico.

Como se puede leer, en viaje a la terminal de ómnibus de nuestra ciudad tuvieron un desperfecto en uno de los neumáticos y quedaron a la vera del camino. Afortunadamente no tuvieron que lamentar ningún tipo de heridos. Y también, afortunadamente se cruzaron en el camino con esta persona que trabaja en la distribución de la marca de alimentos Granix y que, al ser un habitué en las rutas, no dudó en ponerse al servicio de quien lo necesitaba.

Nos sumamos al agradecimiento para con Héctor (si alguno lo conoce que nos diga el apellido), y nos empezamos a tranquilizar que, afortunadamente, los buenos cada vez son mas.

Arriba