Local

Un comerciante de alma: falleció Carlos Botti, una parte importante de la historia de Tienda Perachino

Se apagó la vida de Carlos Botti, “Carlitos”, como muchos lo llamaban cariñosamente. Decir Tienda Perachino es decir Carlos Botti, hoy uno de sus hijos está al frente y desde hace ya un largo tiempo.

El hombre de trato amable, de paso lento pero seguro y fundamentalmente un comerciante que quedó asociado a la historia mercantil de General Pico, se tomó el descanso eterno. En la calle 20 entre 13 y 15 se extrañaba desde hace un tiempo y ahora seguramente lo extrañarán mucho más.

Atrás dejó una larguísima historia para el comercio de la ciudad, empezó de bien abajo para llegar a donde llegó, defensor a ultranza de la localía. Instaló una manera de vender y comprar pero siempre inculcó y transmitió que el capital que más había que cuidar era el cliente. Tienda Perachino es quizás, en su rubro, la más antigüa de aquellas que dejan su marca en General Pico. Como Carlos Botti dejó la suya. Las condolencias para toda la familia y allegados.

 

Arriba