País

El Senado rechazó la despenalización del aborto por 38 votos a 31. No se podrá volver a tratar este año

La legalización del aborto tuvo su histórico debate en el Congreso, pero este 2018 no será recordado como el año de su sanción. Tras haber pasado la primera prueba de fuego en Diputados, una mayoría antiabortista le cerró este jueves a la madrugada el camino a la sanción de la ley en el Senado con 38 votos en contra y 31 a favor.  El único pampeano por la negativa fue el riglense Juan Carlos Marino (UCR-PRO); mientras que votaron a favor los justicialistas Norma Durango y Daniel Lovera, que además tomaron parte del debate, no así el precandidato a gobernador por Cambiemos.

Con miles de personas movilizadas bajo la lluvia frente al Congreso -mayoritariamente “verdes” favorables a la ley, aunque los “celestes” del rechazo también ganaron masivamente las calles-, la maratónica sesión había arrancado a las 10.26 del miércoles, con pronóstico definido. Los antiabortistas llegaron con 37 votos asegurados (la mitad más uno del cuerpo) y sumaron antes del inicio del debate a un indefinido: el peronista tucumano José Alperovich. Así, consolidaron la tendencia.

Con el rechazo, el proyecto no podrá volver a ser tratado en este año parlamentario, aunque los promotores de la ley se ufanan de haber instalado el debate en la sociedad y, probablemente, forme parte de la agenda de la campaña electoral de 2019.

El voto de Cristina y la “actuación” de Menem

“Siempre estuve a favor de la vida”, dijo la expresidente Cristina Fernández y votó a favor de la Despenalización del Aborto.

Carlos Menem hizo la “actuación” esperada, obediente para continuar con fueros. Ingresó al inicio de la sesión, estuvo varias horas, se retiró y cuando hubo quienes presagiaban ausencia definitiva, regresó para la votación. Se había adelantado que votaba por el No y así lo hizo.

Arriba