Sociedad

Dani Cantallops y su vida familiar en Fuerteventura: “Nos han tocado con una varita mágica en cuanto a lo que vivimos”.

Porque muchos lo venían pidiendo retomamos nuevamente, replicando en nuestro sitio, el clásico segmento del programa radial 5 x Semana donde los días martes hablan con algún, o alguna, piquense que esté viviendo en cualquier parte del mundo y cuenten sobre su nuevo pasar.

Daniela Cantallops fue, semanas atrás, la encargada de contarnos como es su vida en España junto a su marido, Matías, y su hija Valentina. En diálogo con Radio 5, quien volviera por segunda vez al viejo continente esto relataba.

“Estamos en Canarias, en una isla llamada Fuerteventura. Mas cerquita del continente africano que de España te diría” comenzó contando Dani Cantallops sobre donde la encuentra el destino junto a su familia.

“Hace muchos años que ya soy Dani Cantallops para la gran mayoría de mis amigos” dirá sobre el hecho de usar el apellido de casada, algo que en España es tradicional y que acá por ahí asombra un poco mas.

Acerca de ese lugar al que definió como paradisíaco expresó que “Fuerteventura es una de las 7 islas que componen Gran Canaria. Y acá debe ser una de las islas menos habitadas, aunque si es super turística. Es un lugar muy pequeño, con decirte que de punta a punta la recorres en auto en dos horas. Pero es un lugar bellísimo”.

Y siguiendo su relato de esta aventura española contó que la misma tuvo dos etapas.  “Llegamos por primera vez en el año 2004 con mi nena, Valentina, que tenía 9 meses. Pero extrañábamos mucho a la familia y los amigos, porque si bien el lugar es paradisíaco la verdad es que tenes que tener ganas de vivir acá”.

Sobre esto último Daniela agregó que “la tierra tira”. “Se puede tornar un poco insoportable si no tenes ganas, porque por mas bonito que sea no se puede vivir si no te gusta”.

Siguiendo con el hecho nostálgico de extrañar los afectos tan queridos también contó que en su primera ida no se adaptaron y “agarramos las cosas y nos volvimos”.

“En la segunda vuelta ya fue diferente, porque de hecho nos encuentra mas maduros y esta vez teníamos ganas de vivir acá. Ojo, extraño mucho a mi familia, mi tierra, mis amigos y mi entorno. Pero la verdad es que acá la calidad de vida es muy buena, y disfrutamos muchísimo mas allá de lo económico. Acá tengo mi casa, y también a mi hogar y mi familia”.

“Muchas veces se cree que los que nos vamos hacemos la diferencia económica, pero la verdad es que no es tanto. Sabemos que en Argentina se vive una situación económica y social difícil pero acá tampoco se diferencia tanto. Lo que si, acá tenes otras oportunidades que allá no tendríamos Trabajo pocas horas al día, mi marido trabaja de lo que le gusta y podemos levantarnos y desayunar todos juntos, y almorzamos todos juntos en familia y podemos disfrutar a nuestra hija” aseguró con un tono que realmente sonaba feliz.

Destacó también que “vivimos, en calidad de vida, una vida placentera que no creímos que íbamos a vivir nunca”.

Consultada sobre como es el hecho de estar en otro país y poder tener una casa propia, por temas costos y demás, la piquense relató que “cualquier persona puede tener una casa, pero construir un hogar es algo diferente y mucho mas difícil. Y eso allá se nos volvía muy difícil. Nosotros teníamos muy claro en que las cosas podían salir bien o mal, y si salía mal había que agarrar las cosas y pegar la vuelta con una mano atrás y otra adelante. Pero teníamos como premisa la familia y estar bien los tres, aunque ahora es Matías (su marido) quien extraña un poquito mas, y Valentina y yo estamos encantas de vivir acá”.

Temperaturas medias de 21° durante todo el año hacen de Fuerteventura un lugar turístico durante los 365 días del año. Unos 110 mil habitantes en total, aunque donde se encuentran ellos la población alcanza los 35.000.

“Esta isla, al ser turística, Matías como es músico se dedica a tocar en bares y tiene trabajo todo el año. Pero acá el horario de diversión es muy diferente, después de la medianoche, o cerca de la 1 de la madrugada acá se termina. Digamos que es una isla mas familiar y eso hace que podamos compartir muchas cosas juntos por esos horarios libres que tenemos” señaló en cuanto a los tiempos que allí si disfrutan.

Sobre la situación económica contó que, a pesas de las diferentes crisis y de haberse empobrecido los salarios de los empleados la canasta familiar básica sigue siendo estable y accesible, y eso genera ganas de quedarse. “Diez años después noto que la leche tiene el mismo importe que yo recordaba” ejemplificó.

“Nos ha tocado una varita mágica en cuanto a lo que nos toca vivir. Mucha gente nos pregunta para salir de Argentina como tienen que hacer, pero la verdad es que si no tenés los papeles de migración es muy difícil. Ya es complicado entrar, si hasta en un momento te pedían cartas de recomendación. Está todo controlado, incluso prestan atención a que no se vengan familiar muy mayores o también que a los venezolanos no les permiten quedarse”

Uno de los momentos en esta sección del programa radial 5 x Semana trata sobre que cosas se extrañan del país, o que cosas uno siente que solo se encuentran en la tierra de uno. Sobre esto, Dani Cantallops aseguró que “personalmente siento que el amigo argentino es otra cosa, es un hermano casi. El humor también se extraña. Y eso que acá la gente es muy amable, salís a la calle y te saludan todos y todos te hablan y son super agradables, pero los amigos argentinos se extrañan mucho”.

También se habló del tema educativo, y si había diferencias con Argentina. “Soy una ferviente defensora de la educación argentina, y acá en la isla el nivel es mucho menor. Mi hija por ejemplo viene teniendo una muy buena educación pero por ejemplo ella cuando llegó en la segunda etapa traía desde la primaria argentina un nivel de idioma inglés que acá recién están viendo en el cuarto año”.

Sobre Fuerteventura, contó algo mas sobre este lugar que suena realmente como el paraíso. “Nosotros vivimos en la capital de la isla. Yo me asomo para la ventana y a mi derecha tengo el mar y si miro a la izquierda tengo un cordón montañosos. Esto te llena muchísimo. Cualquier parte de la isla tiene mar y playas, no hay mucha vegetación y las playas de arenas blancas parecen infinitas. Pero no es el Caribe eh” aseguró entre risas.

A modo de anécdota dejó una sobre la costumbre de tomar mates en cualquier parte donde haya un argentino. “Nos pasa que hay gente que nos veía mateando y creían que usábamos drogas, y hasta incluso no podían creer que le dábamos a la niña. Porque en invierno lo tomábamos calentito y en verano con el tereré y era algo llamativo. Pero lo cierto es que ahora ya encontramos muchos productos argentinos como yerba que antes era difícil ver acá”.

Para finalizar habló sobre el tránsito del lugar, comparado mas que nada con General Pico donde a veces parece volverse un caos. “Acá es mucho peor” afirmó.

“El canario es como nosotros, ellos siempre dicen que es mi isla y manejo como quiero. Pero además sumale que vienen muchos turistas de toda partes y eso también convierte el pueblo en una ciudad mas grande”.

Si tenes algún familiar o amigo, que sea de General Pico y esté viviendo en alguna parte del mundo podes avisar al 2302 547132 y nos ponemos en contacto para que salga en el aire del programa 5 x Semana.

Arriba