Policial

Brutal asalto a una jubilada: prisión preventiva para una pareja. La víctima continúa en grave estado

La Justicia avanzó en el grave hecho que se registró en Santa Rosa la semana pasada, donde una jubilada fue víctima de un violento asalto que la dejó inconciente. Se los acusa de homicidio críminis causa doblemente agravado en grado de tentativa.

El juez de control Gabriel Lauce Tedín determinó que Pablo O’lery y Melany Martínez, ambos detenidos por el violento asalto a una jubilada en el barrio Calfucurá, queden detenidos por al menos 90 días.

La víctima, Felisa Acevedo, sigue en coma farmacológico en el Hospital Lucio Molas y su estado es muy grave. Fue golpeada con una barreta de hierro y estuvo inconciente, según la investigación fiscal, entre las últimas horas del miércoles y la tarde-noche del viernes, cuando fue encontrada por familiares.

O’lery y Martínez fueron detenidos durante la noche del domingo, después de que un conocido de la mujer declarara ante la Brigada de Investigaciones. El fiscal Facundo Bon Dergham les tomó declaración este lunes por la mañana y durante la tarde se hizo la audiencia de formalización.

Según el relato del fiscal, el hecho ocurrió el miércoles 31 entre las horas 19 y 22. Martínez conocía a Acevedo, con quien tenía trato, y por eso la víctima le abrió la puerta de su casa en la calle Garibaldi con confianza.

Para Bon Dergham, los acusados intentaron matar a Acevedo golpeándola con una barreta para sustraerle dinero y alhajas. Por eso los acusó de homicidio críminis causa doblemente agravado en grado de tentativa. “Llegaron en una camioneta Ford F-100 blanca propiedad de O’liery, entraron sin forzar ninguna puerta ni ventana, le pegaron varias veces y se llevaron alhajas y un crucifijo”.

Esa camioneta blanca, O’liery la puso a la venta a las pocas horas: hizo varias publicaciones ofreciéndola a 100 mil pesos en grupos de Facebook del tipo “compra y venta” alrededor de las 23:30 horas del viernes 2, cuando Acevedo ya había sido encontrada inconciente.

Esa reconstrucción el fiscal la hizo a partir del testimonio de un testigo que declaró en la Brigada de Investigaciones durante el domingo. Es un joven que conoce a Martínez y al que la chica lo había dejado al cuidado de sus tres hijos en las horas entre las que habría ocurrido el hecho. El muchacho dijo que con “Pablo” (sería O’liery) se fueron “a lo de Felisa” en la F-100 blanca y volvieron “bañados en sangre”, lo cual lo atemorizó y por eso terminó contando lo ocurrido.

Otra mujer, también conocida de Martínez, habría declarado que ella le confesó lo ocurrido tras estar oculta en distintos domicilios en los días posteriores al hecho.

Bon Dergham también pidió que se hagan cotejos de ADN de la víctima con un fajo de 10 mil pesos secuestrado en el domicilio del acusado, en la calle Fiorucci. También con zapatillas, toallones y un repasador con sangre encontrados en los domicilios de ambos y en la camioneta, donde también habría rastros.

Las defensas se opusieron a la prisión preventiva. Pablo De Biasi dijo que su defendida Martínez tiene una enfermedad grave y tres hijos menores a su cuidado, por lo que pidió la detención domiciliaria con un dispositivo electrónico. Algo similar reclamó Silvina Blanco Gómez (defensora oficial en reemplazo de Carlos Pérez Funes, que no pudo concurrir a la audiencia) con O’liery. El acusado -que tiene una condena previa de 2012 a tres años de prisión- también aclaró que el dinero que le encontraron eran 7.800 pesos producto de la venta de un auto y dijo no conocer a Martínez.

Tedín finalmente denegó esos pedidos y fijó el plazo de la preventiva en 90 días, aunque Bon Dergham había pedido que sea hasta la finalización de todo el proceso. El juez además pidió a los medios de comunicación no mostrar los rostros de las personas detenidas porque aún resta realizar una rueda de reconocimiento con los testigos.

Acevedo tiene 86 años y es docente jubilada. Vive sola en el departamento que da a la calle Garibaldi, donde la atacaron. Es la mamá de Nilda “Paty” Redondo, reconocida docente y escritora pampeana y exdirigente sindical.

Fuente y foto: El Diario

Arriba