Local

La polémica tras la foto con Schanton: “Nadie nos dio ni prometió ninguna casa y tampoco nos arreglaron nada”

La frase pertenece a Yésica Fernández, quien en la mañana de hoy dialogó en el aire de Radio 5 luego de que trascendieran unas fotografías donde se la veía a ella, y a un grupo de mujeres, reunidas con el Gerente de Adjudicaciones de IPAV, Rogelio Schanton compartiendo un almuerzo y que generó un sinfín de comentarios en la redes sociales.

“Nosotras nos juntamos como sabemos hacerlo con las chicas, y ese día estábamos por almorzar. Y el me había escrito que estaba viniendo a General Pico y que si quería nos daba la respuesta que habíamos pedido por varias casas que denunciamos que no están ocupadas por sus titulares o que fueron alquiladas”, indicó Fernández en el contacto radial.

“Yo le pedí que se quede, y de muy buena manera el accedió. Pero es mentira que esto se haya organizado previamente. La verdad es que me dolió muchísima lo que dijo la gente, porque éramos todo el grupo de las chicas conmigo y solamente mostraron la foto donde sola aparecía con el. Y a partir de ahí dijeron barbaridades, sin conocer como era el asunto”, aseguró.

“Schanton siempre nos dio la cara, nunca nos negó una charla”, expresó también quien encabezó los reclamos por las viviendas sociales adjudicadas hace poco tiempo atrás.

“Nadie nos dio ni prometió ninguna casa, ni tampoco nos arreglaron nada. Yo sigo viviendo en el mismo lugar, y sigo luchándola para poder tener una casa para mis hijos”, señaló en el aire del programa Cinco Por Semana.

Durante la charla, en el departamento que Fernández habita en barrio Malvinas junto a otras dos compañeras, se encontraba el grupo que había encabezado los reclamos tanto frente a la casa de Jorge Tebes como en la Municipalidad.

Acerca de ese último acampe, tal vez el mas fuerte que se recuerde en los últimos años, donde amenazaron con hacer explotar una garrafa si no tenían soluciones habitacionales, también se refirió Yésica. “La verdad es que hasta el día de hoy nos siguen juzgando por ese acto”. Y agregó: “a mi principalmente me siguen dando con todo (sic). Incluso una mujer me ha escrito por Facebook que yo recibo una gran cantidad de dinero y eso es totalmente falso, yo tengo mi trabajo en una residencia para adultos mayores y no me avergüenza decirlo, lo que me gano es con mucho orgullo”, detalló.

Consultada por las famosas fotos viralizadas, expresó que no hubo inconvenientes para sacarlas porque no se trataba de ningún encuentro secreto. “No había inconvenientes, no fue algo planeado hace rato. Se dio la reunión justo cundo nosotras nos juntábamos a comer, no había nada para ocultar y por eso subí las fotos a mi estado de WhatsApp”.

Ya entregadas las 400 viviendas y en espera algunas que fueron impugnadas, le preguntamos que fin persiguen con la lucha que siguen en pie.

“Seguimos reclamando por aquellas casas que están abandonadas o que no tienen a sus titulares viviendo ahí, o gente que las tiene alquilada o prestadas. Queremos que esas casas que están en situación irregular sean entregadas a personas que realmente las necesiten. Hay varios casos, esos fuimos a denunciar, y luchamos por eso ahora”, aseguró Fernández mientras recibía la aprobación del numeroso grupo.

“Nos dijeron que están siendo investigadas, y que serán entregadas a personas que realmente las necesiten. Hay algunos casos en que por ejemplo acumulan muchas denuncias”, agregaron también.

En la mañana de Radio 5 además contó que sigue recibiendo amenazas. “Que me van a encontrar en la calle y que ya me van a cruzar. Sobre todo vienen de mujeres estos agravios”, señaló.

También le consultamos por la persona que difundió su fotografía en Facebook y que además la agraviaba. “Me escribió pidiéndome disculpas, me dijo que iba a borrar el posteo y que había hablado con mi hermano y entendió la situación. Pero me dolió mucho, me dio mucha bronca porque hablaron sin siquiera saber que era. Nosotras vamos a seguir luchando por esas casas que están abandonadas, que están alquiladas. No arreglamos nada con nadie, yo no me quedo con nada de nadie”, finalizó.

Para finalizar desmintió a aquellos que aseguran que desde provincia le dieron algún arreglo a ella y no así al resto del grupo de mujeres. Sobre esto negó las acusaciones, y aseguró que “nunca me ofrecieron nada para arreglar. A todas las reuniones que fuimos lo hicimos todas juntas. No les oculto nada, y no tengo porque hacerlo. Si tenemos una ayuda por parte del municipio para el pago del alquiler, pero nada mas”, finalizó.

 

Arriba