Judicial

Un año de prisión por abusar de una perra

El hombre condenado por el acto de crueldad también deberá abonar 3 mil pesos por los gastos de veterinaria por la atención al animal, que sufrió lesiones. Un hombre que había sido escrachado por organizaciones defensoras de animales, Luis Enrique Korsaike, fue condenado este jueves a un año de prisión en suspenso y a pagar 3 mil pesos por gastos veterinarios. Lo encontraron culpable del delito de actos de crueldad en contra los animales.

El juez de control de Santa Rosa, Néstor Daniel Ralli, convalidó un juicio abreviado que acordaron el fiscal Carlos Ordas, el abogado Carlos Alberto Pérez Funez y el acusado, quien admitió su responsabilidad penal. La Asociación Protectora de Animales (Apani) actuó como querellante particular en el caso.

El juez dio por probado que el 13 de julio pasado, en cercanías del predio donde funciona el relleno sanitario de la calle Pilcomayo, en Santa Rosa, Korsaike mantuvo relaciones sexuales con un animal, a raíz de lo cual un veterinario constató que la perra había sufrido tumefacciones, inflamaciones, lesiones lacerantes y sangrados.

Entre esos elementos probatorios figuraron un informe de presencia policial en el lugar –a partir de un llamado al 101–, una declaración testimonial, el acta de secuestro de una camioneta y de prendas del acusado y otros dos informes, del psiquiatra forense y del área de Veterinaria Forense Sección Canes, de la Policía.

Por otro lado, las partes acordaron que se le impongan a Korsaike, por el término de dos años y como reglas de conducta, las obligaciones de fijar domicilio, someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley penal, y realizar un tratamiento psicológico.

Fuente, foto: El Diario de La Pampa

Arriba