Policial

“Picadas” casi “suicidas” en la Brunengo: joven con gravísimas lesiones

La Avenida “Isidoro Brunengo” ha sido elegida desde hace largo tiempo para las “picadas” de motos, a la tarde y a la noche. Los intentos de controles han sido infructuosos. Los jóvenes y no tan jóvenes en dos ruedas desafían la vida, prácticamente buscan suicidarse. Hay casos de gravísimas lesiones y cuando ocurren los que “pican” pero no se lesionan, abandonan el lugar, no les importa que se esté casi muriendo el “rival”.

En la madrugada de hoy, a las 2:05, se dieron todos los condimentos. “Picaron” dos motos en el trayecto de la Rotonda que conduce a Pueblo Nuevo y la calle 333; por delante iba un utilitario menor. Las motos levantaron gran velocidad, una de ellas, una Motomel conducida por un joven de 21 años (sería de apellido Medina), se estrelló contra la puerta trasera del utilitario. Lo movió no menos de tres metros, él quedó tendido en el suelo, heridas gravísimas en todo el cuerpo. Entre un policia y una mujer evitaron que se ahogara con su propia sangre. El SEM lo llevó al Hospital “Gobernador Centeno” en grave estado, la ciencia y Dios tratarán que siga en este mundo terrenal.

¿Y el que corría la “picada” con él? Nadie sabe nada, ¿tendrá la conciencia tranquila? ¿La familia del herido sabría que corría picadas y sin casco? Sigan corriendo “picadas” en la Brunengo, no echen ni carguemos culpas a la policía o inspectores porque cuando ellos aparecen salen disparados provocando las persecuciones que son repudiadas por todo el mundo. Los casi “suicidas”, irresponsables, mal educados y héroes de barro, tienen de rehenes a toda una ciudad.

Foto: tomada de la página digital En Boca de Todos HD

Arriba