Local

El Merendero de barrio Pacífico recibió varias donaciones de alimentos tras el pedido desesperado de ayuda

Gisela Morel es quien, junto a otras personas, lleva adelante el Merendero de barrio Pacífico con el que se encarga de brindarle un plato de comida a aproximadamente 80 familias de nuestra ciudad. El martes, a través de su perfil de Facebook, hacía un llamado desesperado. Un pedido de auxilio en el que solicitaba colaboración solidaria con algunos alimentos no perecederos que pudieran acercar hasta el merendero.

En base a esa publicación decidimos visitarla una vez mas a Gisela, para conversar con ella sobre esta situación que le estaba tocando vivir. Al llegar, nos encontramos con la solidaridad de todo el pueblo piquense que entre ayer y hoy hizo posible que el merendero pueda seguir funcionando.

“Estoy muy agradecida porque fue poner mi estado y al instante mucha gente comenzó a compartirlo y se terminó convirtiendo en viral. Por suerte ayer fue un día de estar constantemente recibiendo donaciones” afirmó.

Ella nos contaba que “se les da porciones a más de 80 chicos y madres embarazadas, pero tratamos de que alcance para que los nenes puedan cenar con mamá y papá, porque como yo no tengo calefacción dentro del comedor, los nenes directamente no están viniendo, pasan a retirar la vianda y comen en casa con sus padres” expresó.

Ante la consulta de si las donaciones eran constantes, nos aclaraba que no se repetía todos los meses a ese ritmo. “No es que la gente se olvide, pero vivimos todos en un mundo loco donde por ahí el ritmo que llevamos hace que no nos paremos a recordar que mucha gente tiene otra realidad”.

A su vez nos comentó lo que podría ser una manera de solucionar esto. “Si contáramos con 100 personas que mensualmente dijeran, yo pongo 3 puré de tomate, 3 paquetes de arroz y así, sería todo mucho más fácil, pero por ahora son muy pocas las personas que colaboran mensualmente”.

Son más de 80 familias las que Gisela con su merendero ayuda y lamentándose expresaba. “Estuve hablando con todas las familias que estás retirando la comida acá, y les avise que no se iban a recibir más familias nuevas, porque se me hace imposible y no quiero que, el día de mañana, le falte la comida a alguno de los chicos”.

Si queres sumarte a esta iniciativa de todos los meses aportar un granito de arena para abastecer a este comedor que ayuda a tantas familias, te podes comunicar al 2302 – 502737 y realizar tu donación.

Arriba