salud

Investigan la muerte de una mujer luego una cirugía plástica

Se trata de Tamara Gómez, de 41 años. La mujer se sometió a una lipoasporación el viernes pasado en la Clínica Modelo. Murió el domingo de un paro cardíaco. El médico que la operó viajó a Buenos Aires y los cuidados quedaron a cargo de su padre. La familia denunció en la policía y en la Justicia “mala práxis” y “abandono de persona”.

“Mi hermana estaba muy bien de salud, los análisis pre-quirúrgicos le dieron bien, no nos han dado ninguna explicación de nada, nosotros queremos saber qué pasó”, dijo este jueves en diálogo con El Diario Mauricio Gómez, hermano de la mujer fallecida.

Tamara era mamá soltera de un nene de 12 años. Vivía en una casa de barrio ubicada en Ciro Ongaro al 1200 de esta ciudad. El viernes se sometió a una lopoaspiración y mientras estaba internada en la Clínica Modelo murió como consecuencia de un paro cardíaco.

El médico que la operó fue Mariano Jañez, quien ese mismo día -según contó el hermano de la víctima- viajó a Buenos Aires y la mujer quedó al “cuidado” de su padre, Jorge Carlos Jañez, actual presidente del Consejo Médico de La Pampa.

Un grupo de amigos y amigas de Tamara fueron los que insistieron a la familia para que pidiera una explicación por su repentina muerte. “La verdad es que en un primer momento quedamos todos muy conmocionados, yo de lo primero que me ocupé fue de contener a mi mamá, a mi papá y a mi sobrino, el hijo de mi hermana, que tiene 12 años “, destacó Mauricio.

“Con el correr de las horas por supuesto que empezamos a analizar los que nos decían. Así que ayer (por este miércoles) hicimos una denuncia en la Seccional Primera por abanadono de persona y por mala práxis y ahora mi mamá con una amiga de mi hermana están haciendo lo mismo en la Fiscalía. Simplemente queremos saber qué pasó con mi hermana”, indicó.

– ¿Qué explicación les dio el médico que la operó?
– El médico que la operó no nos explicó nada, porque él la operó y ese mismo día se fue a Buenos Aires a llevar los hijos. Mi hermana quedó a cuidado, supuestamente, del padre del médico…así que con el único que hablamos fue con él. Yo cuando llegué a la clínica me quedó a acompañar a mi mamá en la guardia que estaba muy precoupado, y ahí fue cuando baja el médico de guardia, que era otro, que no sé el nombre, y nos dice que habían tratado de reanimarla pero que mi hermana había tenido un paro cardíaco y que había muerto. Después me crucé al padre del médico que la operó y lo único que dijo era que había sido un caso fortuito, que en la operación había estado todo bien. Yo lo corté ahí nomás, le dije que se callara la boca, que no era el momento y le pedí que se retirara. Después en la clínica ahí nomás nos apuraron enseguida con el trámite del sepelio y todo eso.

– ¿Después de la operación tu hermana les manifestó algo de cómo se sentía?
– El día después de la operación, es decir el sábado, pasó a verla el padre del médico que la operó. La revisó un poco así nomás por arriba y le dijo que estaba todo bien, que se podía ir de alta. Pero mi hermana le dijo que no se sentía bien, que sentía como que se desmayaba, que se sentía débil, que no se sentía bien y que le sangraba mucho el ómbligo. Entonces él (por el médico Carlos Jañez) le dijo que mañana, por el domingo, le iba a pasar a mirar el ombligo. Mi hermana murió es madrugada, cerca de las dos de la mañana.

Arriba